5/10/2010

Cumbre de deportividad

Jorge Egocheaga, durante su última expedición a países de la antigua Unión Soviética. j. e.
Jorge Egocheaga ha devuelto a la Federación Rusa de montañismo el diploma que acreditaba que había hecho cumbre en las cinco mayores montañas de la antigua Unión Soviética, todas por encima de los 7.000 metros, un premio que el organismo federativo denominaba «Leopardo de las Nieves».

El alpinista asturiano ha tomado la decisión después de que él mismo dudase de haber hecho en realidad cumbre en el Somani, el conocido en otra época como pico Comunismo, de 7.495 metros, con el que completaba el objetivo el pasado mes de agosto.

Egocheaga ha comunicado a LA NUEVA ESPAÑA que «creo absurdo "apuntarme" una cumbre de la que yo mismo dudo, y creo que es de ley aclararlo en público ya que se hizo pública la noticia». Este periódico dio cuenta de la consecución del proyecto del ovetense el pasado 8 de septiembre.

El escalador ya dejó constancia entonces de que las condiciones climáticas habían sido terribles en el momento de abordar el Somani, con niebla y tormentas de nieve. Y ahora Egocheaga precisa que «la ascensión resultó complicada, pues los alpinistas que me acompañaban se quedaron atrás (no superaron los 6.900 metros), siendo la situación meteorológica muy mala, con nieve y, sobre todo, una espesa niebla. Guiándome por la intuición y experiencia de varios años conseguí alcanzar lo que yo creí cumbre, no sin ciertas dudas, debido a la escasísima visibilidad reinante. Hice varias fotos y un vídeo en dicho punto e inicié el descenso, que resultó duro y peligroso. Al llegar al campo base enseñé el vídeo y las fotos realizadas al responsable federativo del campus internacional que allí se implanta. Éste consideró el lugar mostrado en el vídeo como la cumbre, certificando mi ascensión y concediéndome el diploma que allí expiden para el que logra terminar todas las cumbres», las cuales son además del Somani, el Lenin (7.134 metros), Khan Tengri (7.010), Pobeda (7.439) y Korseneskaya (7.105).

«Sin embargo», añade el asturiano, «ante las dudas que yo experimentaba conmigo mismo, decidí enviar el vídeo y las fotos a mi querido amigo Sergei Bogomolov, guía de montaña ruso, que ha ascendido en varias ocasiones dicha montaña. La semana pasada recibía su contestación dudando o no reconociendo el lugar mostrado en el vídeo como posible cumbre. Ante este hecho, he decidido devolver el diploma que me había concedido la Federación Rusa y dar por no realizada la cumbre del pico Somani, como sinceramente creo que ha pasado, porque creemos que llegué a una antecima que hay varios metros por debajo de la cumbre principal».

Egocheaga, que aseguraba haber cumplido un sueño al escalar las montañas de más de 7.000 metros situadas en el territorio de la antigua Unión Soviética, considera «importante "saber estar" cuando uno tiene éxito e igualmente saber reconocer los fracasos», y concluye señalando que «de todas maneras, siempre hay que mirar el lado positivo de las cosas: ahora tengo una disculpa para volver».
LNE

1 comentario:

  1. EJEMPLAR.Lo mas facil para cualquiera hubiese sido hacerse el loco y saborear los laureles.

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...